8 METEORITOS APOCALÍPTICOS A TU REDEDOR

asteroid_meteorite_destruct
What if I tell you things are gonna change, but I mean like they’re really gonna change…
(“Abundance”, P. Diamandis)
¿Si supieras que las cosas podrían cambiar radicalmente en los siguientes 15 años, harías algo diferente? Si te dijera que podría ser un cambio tan grande que podrías sentirte totalmente falto de control, y que el control parecerá lejos inclusive para las empresas y gobiernos ¿preferirías saberlo?

 

Muchos de los egresados de Singularity University (SU), centro dedicado al estudio de las tecnologías exponenciales para el uso de los grandes desafíos globales, nos sentimos PERSEGUIDOS; perseguidos por la amenaza de que un cambio inmenso y en todas las direcciones cambiará los entornos competitivos y las formas de vida en una forma que nos cuesta trabajo entender, asegurar y cuyas diversas tendencias no sabemos cómo interactuarán pues se sabe convergen una con la otra con efectos multiplicadores.

 

El principal motor de la angustia es el significado subyacente de las “tecnologías exponenciales”.
Lo explicaré de este modo: imagina el mundo en el año 2 500.
Es un escenario tan lejano que lo mismo puedes imaginar un edén de abundancia o uno apocalíptico; seguramente no te importa taaaanto, sabes que no te tocará vivirlo, te basta con que lo peor no pase en los próximos 50 a 100 años. En el mundo exponencial se observa una “aceleración” tecnológica que duplica su velocidad dos veces cada año, eso convierte que lo que tú imaginas en 500 años, equivalga a solo NUEVE (2^9 = 512).

 

Que en las siguientes décadas pase todo lo que alcanzamos a imaginar para los siguientes 500 es bastante entusiasmante y temible: imagina todos los avances en robótica, en inteligencia artificial, en medicina, en biotecnología, en energía, en educación, en neurología. No por menos que Peter Diamandis basado en esta idea escribió su libro “Abundance”.

 

Este sábado por la mañana cuando me dirigía a Campus Party, recibí, como al menos 3 veces por semana, una descarga de adrenalina vía la serie de grupos en Facebook, amigos de SU y red de contactos que publican diariamente los pasos y temperatura de esos cambios que nos quitan el sueño; en esta ocasión se trataba de Ray Kurzweil, personaje no menor, Director de Ingeniería y futurología de Google, en años recientes comandante de GoogleX (los Moonshots del omnipotente gigante tecnológico), inventor de cientos de patentes y escritor de centenas de artículos, un oráculo controversial pero según varios también certero.
Ray recortaba su pronóstico para que el hombre viva eternamente del 2049 a 2029.

 

Esta es sólo una muestra del tipo temas que se discuten en Singularity y el mundo sobre las Tecnologías Exponenciales, que me hacen por momentos sentir parte de una secta secreta y me dejan sensible de lo delicado de discutir estas ideas abiertamente: si nunca has estado expuesto a estos temas, suenan tan disruptivos o fantasiosos, que no hay reacción más natural y más lógica o involuntaria que rechazarlos.

 

Sé que estos cambios de meteorito suenan descabellados, yo mismo procuro ser conservador y con esperanza pensar que en lugar de 10 sea en 25 o 40 años, pero no puedo evitar estar atento y vigilante del incremento de esta temperatura.

 

Decidí hacer un veloz recuento de las tendencias que en general me tienen tenso semana a semana, para de una vez dar el verdadero banderazo de salida y razón de estudio y discusión de este blog (¿porqué pausa para pensar?).

 

LES PRESENTO ENTONCES MIS TEMORES, LOS 8 METEORITOS QUE PODRÍAN EXPLOTARNOS EN LA CARA PARA BIEN Y PARA MAL:
  1. Cada día hay computadoras, celulares,  y redes más potentes así como más personas conectadas a esas avenidas del mercado, la comunicación y el control. Los más de 3 mil millones de usuarios con smartphone actuales (2 mil Millones más se esperan en 4 años) han generado una serie de disrupciones INICIALES en una serie de mercados:  transporte (Uber), hospedaje (Airbnb), publicidad, información, interacción social y entretenimiento (Google, Facebook, YouTube), comercio (Alibaba, Amazon), televisión (Netflix), música (iTunes y ahora Spotify) y muchas más. Algunas de estas son más “antiguas” (Google siendo la disrupción más vieja apenas podría tomar cerveza con sus recién 18 años cumplidos) pero en los últimos 3 años se han detonado la mayoría del resto de disrupciones y la tendencia es que seguirá esa curva y veremos un aumento del número de disrupciones por año. El respaldo no es menor; calculo que al menos habrá en todo el mundo 5 millones de emprendedores serios y más de 350 millones de jóvenes y universitarios acosados con la moda StartUp – Hackaton que al rededor del mundo estarán siendo incitados a pensar en cómo encontrar nuevas disrupciones.
  2. Cada año (en realidad cada mes) salen nuevos Robots, HeadSets de realidad virtual y aumentada, Impresoras 3D, Tests Genéticos, drones que toman selfies,  todos cada vez MÁS POTENTES y MÁS BARATOS en el MERCADO. Estos nuevos ítems están cada paso más cerca de abonar a detonar nuevas disrupciones y a generar cambios “inmediatos” en posibles diferenciadores entre empresas: el nuevo brazo robótico que con una cámara e inteligencia artificial pueda substituir mano de obra repetitiva en una fábrica puede de un mes a otro generar fábricas que gasten menos en producir sus productos y así bajar sus costos y mejorar su productividad; las nuevas cámaras 360• y realidad aumentada están ya iniciando sus primeras exploraciones y  disrupciones en la industria del entretenimiento pero quizá también pronto en la de educación, en los procesos de venta de arquitectura, en medicina, en los noticieros, en la posibilidad de “llevar” a alguien hoy al fondo del mar, a un concierto en primera fila, el espacio exterior o la guerra. Y este infinito numero de nuevas posibilidades facultadas por nuevas tecnoogías, imagino este cambio como una ENORME y burbujeante ebullición de oportunidades de innovación para los millones de emprendedores que antes citados estarán buscando capitales para vender sus “coceptos” e intentar arraigarse a algún mercado antes de que la siguiente innovación los devore. También se trata de un INMENSO reto para las empresas actuales cuyos mercados y productos podrían ser arrasados o cuyos atributos perder  vigencia de un trimestre al otro.
  3. Percibo que hay una serie de tecnologías exponenciales que no están en los mercados de consumo, a las que una mucho menor sección del mundo tiene acceso y cuyo potencial de innovación parece inmenso: la nano tecnología y los nano robots, los nano satélites, la biotecnología, las neurociencias, la inteligencia artificial, los sistemas embebidos, el bigdata o la medicina de alta innovación tecnológica, por decir algunas. Estas tecnologías siendo menos  accesibles por economía, conocimiento, acceso, propiedad industrial o infraestructura tienen un enorme potencial para generar cambios radicales en el mercado de la salud, el comercio a través de Internet, la automatización del trabajo, la información mundial en tiempo real, la implementación de vehículos autonavegados, la gestión de las métricas mundiales, la inversión en la bolsa de valores, el control de sistemas de producción y distribución de energía, etc. Hay una enorme tendencia a que este sector de tecnologías hoy inaccesibles se vayan volviendo accesibles a partir de las redes y de las innovaciones en productos de consumo; si eso pasa, nuevos potenciales, aprendizajes y herramientas generarán una ola de productividad a más empresas, diseñadores de nuevos servicios y productos o emprendedores; sin embargo, existe la posibilidad de que en el esquema actual de renta del conocimiento y ante las barreras de entrada en formación de personal especializado o adquisición de gran infraestructura, se perpetúe la inaccesibilidad a una competencia basada en estas tecnologías y sectores así como la dependencia para el 90% de las ciudades y el 95% de los ciudadanos hoy menos poderosos.
  4. En simultaneidad con el panorama tecnológico, las tendencias hablan de una inequidad económica ascendente en la población y un riesgo constante en la automatización del trabajo de las labores repetitivas (desde trabajadores de fábricas hasta vendedores de telemarketing, procesos administrativos) así como de mercados como el de la medicina, el transporte o la agricultura; los médicos, los choferes o algunos tipos de productores puedan ser innecesarios frente a nuevos sistemas de inteligencia para el diagnóstico de enfermedades, vehículos que se manejen solos o producción de alimentos vertical.
  5. Es importante mencionar que hay una tendencia general a que tanto la media de la población como la menos aventajada disfruten de mejores condiciones de vida (mayor inequidad pero todos mejorando); se habla de menores jornadas laborales, acceso gratuito a mejores contenidos en línea y entretenimiento, mayor longevidad, menor taza de pobreza extrema, menores muertes por millar de habitante, etc. Inclusive algunos como Peter Diamandis (uno de los padres de Singularity) argumenta que hay una disminución excepcional de la violencia e inseguridad en este último siglo. En esta tendencia, me ilusiona que en varios países se ha discutido sobre la necesidad de un Ingreso Mínimo Universal (Universal Income Initiaitive) y hay una serie de organizaciones que quieren llevar al mundo soluciones más económicas o gratuitas de alimentación, salud, agua, tecnología, ciudadanía e infraestructura; Tanto Google como Elon Musk, por ejemplo, han hablado de brindar internet gratuito para todo el mundo (que lo mismo es un beneficio de acceso y equidad que una forma de ampliar el mercado o control de todas las empresas y ciudades).
  6. Una serie de desafíos globales, como el acceso a la educación, a la salud, al agua,  el problema de la contaminación y la ecología, la justicia y gobernabilidad, la ética, el trabajo, la alimentación o la energía afloran como espacios de inspiración para las empresas en sectores de innovación. Por otra parte, la pujante tecnología amenaza con un mundo que incremente continuamente la contaminación al consumir e irradiar exponencialmente cada vez más recursos, requerir más energía, aumentar la longevidad y ampliar las demandas sociales: ¿Habrá más recursos para resolver los desadíos o más necesidades para ampliar las problemáticas? Aún no sabemos, unos se defienden con la enorme energía que irradia el sol, otros con el enorme aumento de energía y recursos naturales cada año; otros ya hasta han hablado de minería espacial y vivir en Marte.
  7. En la ebullición de todos estos cambios tecnológicos y sociales, también creo certero que habrá nuevos desafíos globales y riesgos a partir de la prueba y error de estas nuevas tecnologías y sus consecuencias sistémica y éticas; ¿qué pasará si la BioTecnología se despliega inadecuadamente? Si el hombre regula sus genes y los de los seres vivos para potenciarlos ¿cómo va a afectar esto el mundo en el que vivimos? ¿Que va a pasar con el desempleo dada la automatización? ¿El hombre será más feliz o menos? Quizá hasta deje de importarnos la felicidad como una variable de análisis para la vida. Me parece que el nivel de riesgo social y sistémico en la aplicación de las tecnologías dependerá de su correcta amortiguación en la implementación, los cambios políticos y sociales a su rededor, un marco ético y legal claro así como la armoniosa convergencia con las tecnologías aledañas. Considero muy probable que en un mundo de diversidad en plena innovación, disrupción e incentivos y presiones económicas, nos tambalearemos en varios sentidos entre el daño y el aporte social con una tendencia positiva hacia un aporte incremental definitivo (permítanme ser optimista).
  8. Mi mayor tortura: me pesa que en imposibilidad de tener claro cómo convergerá el sistema, podríamos tener un mundo donde en forma permanente haya islas exquisitas de acceso a la innovación y transformación social cada vez más reducidas geográficamente y mares de ciudades y comunidades dependientes y con poco poder real de transformación; no sé si eso se podría ver como lo narra la ficción más pesimista en Los Cien, The HungerGames o Divergente o si sería más como Matrix, Gattaca o como retrata la serie Black Mirror a un futuro de control, o la interacción humano máquina de la película Her o algo más ordenado sistémicamente como lo retrataba Aldous Huxley en un Mundo Feliz; en todas estas visiones predomina la idea de que un selecto número de habitantes podría tener en su mano el “control”, el acceso de administrador al sistema operativo del mundo. Sé que es discutible si acaso no ha sido ya desde hace un millar de años así, pero ¿y si cada vez estuviéramos convergiendo a un mundo donde el control sobre nosotros fuera irrefutable? ¿sólo bastaría resignarse? o ¿cómo garantizar mayor prosperidad y libertad para todos? ¿O será un tema irrelevante ante un mundo más higiénico y organizado?

 

¿Imaginan que implicaría que a finales de la próxima década la medicina aumente en cada año un año de expectativa de vida hasta que dejemos de morir? Por una parte es una idea hermosa, ¿pero estamos preparados? ¿importa si estamos preparados? ¿a qué velocidad crecerá entonces la población? ¿Será sólo para los que puedan pagarlo o será un derecho de salud pública? ¿que implicación tiene esto en energía y demanda de alimentos, calidad de vida, entretenimiento, educación? ¿Qué sacrificaremos? ¿Eso querría decir trabajar por siempre? ¿Quiere decir que tenemos más tiempo esta noche o que debemos darnos prisa antes de qué suceda?

 

Cuando pienso en todos estos temas, constantemente me pregunto, como si se tratara de un meteorito, ¿qué nos depara? De ahí que pienso que por más audaz la aventura, uno necesita cuestionar a dónde va, pues aunque no necesariamente sean meteoritos que destruirán la vida, sí transformarán el mundo en el que vivimos.

Y como si fueran a caer decenas de meteoritos sacudiendo nuestra vida, la reflexión me obliga a tomarme más en serio lo que quiero hacer con este año y con los cuatro que vienen.

 

¿Qué opinas de estos meteoritos? ¿Cómo sientes que deberíamos prepararnos nosotros y a nuestras ciudades en México y Latinoamérica ante esto? ¿Qué te entusiasma y qué te preocupa? Compártelo con nosotros a través de tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s